Musicoterapia

     Una Escuela de Música es un ambiente muy propicio para incluir programas de musicoterapia. En la actualidad, es más frecuente llevar a cabo este tipo de iniciativas en estos centros, ya que desde un enfoque musicoterapeútico no solo se atiende a necesidades establecidas en el currículo musical y que atienden a fines pedagógicos, sino que se apoya y refuerza junto con el entrenamiento en competencias socio-emocionales y de integración.

 

¿Qué es la Musicoterapia?
 

  La Musicoterapia es el uso de la música y/o elementos musicales (sonido, ritmo, armonía y melodía) para facilitar y promover la comunicación, relación, creatividad, afectividad y otros objetivos con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

  La música es una forma de comportamiento humano, y ejerce una influencia única. Por medio de ella, las personas con cualquier tipo de necesidades especiales pueden modificar su conducta adquiriendo nuevas capacidades y mejorando todas las que ya tienen.
  La Musicoterapia tiene como objetivo desarrollar el potencial y las capacidades de la persona para que así pueda alcanzar la integración inter e intrapersonal, y consecuentemente alcanzar una mejoría de vida, estableciendo nuevos canales de expresión y comunicación con los demás, a la vez que se estimula la creatividad y el desarrollo sensorial y perceptivo.

 

¿En qué colectivos se trabaja con Musicoterapia?

  La Musicoterapia es beneficiosa en cualquier colectivo: mayores o pequeños, con alguna discapacidad o sin ella, ya que al fin y al cabo, todos tenemos necesidades que cubrir. Sin embargo, en   principio este programa va dirigido a niños o adultos con necesidades especiales, ya sean físicas, psíquicas o sensoriales.

En la escuela Contrastes, vamos a comenzar trabajando con dos grupos:
           a) Musicoterapia para niños
           b) Musicoterapia para adultos

Las clases se realizarán en pequeños grupos, y tendrán lugar en la escuela dos días por semana, siendo las sesiones de aproximadamente una hora.

¿Qué objetivos se trabajan?

  • Desarrollar la capacidad de comunicación a través de diferentes vías de expresión (musical, verbal, corporal,…)
  • Disfrute y vivencia de la música
  • Favorecer la mejora de capacidades cognitivas primarias como la atención, la memoria, el lenguaje, asociación, asimilación, concentración, ubicación temporal- espacial.
  • Potenciar al máximo las capacidades creativas, imaginativas y artísticas de la persona
  • Expresar sentimientos y emociones canalizándolas en el marco musical.
  • Aumentar la conciencia de sí mismos, de los demás y del entorno a través de la conciencia corporal y el desarrollo sensorial.
  • Desarrollar habilidades sociales.
  • Trabajar el control del movimiento y el desarrollo del lenguaje.

¿Qué tipo de actividades se van a desarrollar?

Las sesiones se basan en la interacción mediante experiencias musicales en grupo, por tanto se realizarán actividades tipo:

  • - Interpretación instrumental usando técnicas de imitación e  improvisación libre.
  • - Audiciones activas y perceptivas.
  • - Técnicas de respiración consciente con música y relajación (control del cuerpo)
  • - Expresión a través de la voz con canciones que favorecen la cohesión, la socialización y la expresión a través de nuevos canales de comunicación.
  • - Movimiento, incluyendo la danza, el ejercicio rítmico y las técnicas de imitación y movimientos creativos.
  • - Cuentos musicales
  • - Juegos creativos musicales de desarrollo sensorial
  • - Técnicas de exploración auditiva para la estimulación corporal.
  • - Descubrimiento de las distintas vibraciones de los sonidos, y su vivencia.
  • - Y un largo etc.