Actividades según edades

En Contrastes tenemos una amplia oferta de actividades que abarca todas las edades.

Entre 3 – 6 años: Podemos optar por dos tipos de actividades. Referente a la danza, Música y movimiento es la categoría que a través del movimiento, la voz y la música el niño es capaz de controlar el sentido del ritmo, así como la coordinación, etc. Referente al instrumento, Musicoterapia es la materia a través de la cual, los niños se aproximan a un instrumento determinado o a una idea de lo que le pueden aportar los instrumentos musicales de forma más general. En Musicoterapia se desarrolla el sentido del ritmo de manera intuitiva, los primeros sonidos y su diferenciación, las técnicas y rudimentos más básicos de cada instrumento de manera que al alumno se sienta atraído por la música desde muy temprana edad. Además, podemos optar por Teatro musical infantil, donde el alumno juega con la imaginación y la creatividad junto con sus compañeros. Tanto en danza como en teatro musical como en instrumento, las clases son grupales.

Entre 6 – Edad adolescente: A partir de los seis años, el alumno es capaz de disfrutar tanto de la danza como del instrumento con más argumentos y pudiendo personalizar cómo asimilarla. A partir de esta edad, referente a la danza, ofrecemos Coreografía y danza, donde el alumno ya es capaz de memorizar determinados movimientos que hace suyos y le permiten controlar su coordinación y descubrir las posibilidades de su cuerpo. En cuanto a las Clases de instrumento, a partir de los seis años, el alumno es capaz de afrontar casi cualquier instrumento desde una perspectiva muy básica. Normalmente, las clases son por parejas o tríos, lo que fomenta la interacción entre alumnos y el arte de tocar en grupo.

Adolescencia – Edad adulta:  A partir de la adolescencia, el estudio de la coordinación motriz a través de la danza así como el estudio de un instrumento, se basa en la búsqueda de algo mucho más concreto. En el caso de la danza, tanto en Música y movimiento para adultos, como en Danza fusión oriental o en Danza africana, el alumno busca el ejercicio físico como mecanismo de relajación mental, así como de tonificación muscular de manera divertida, saludable y mejorando su coordinación y su relación con el cuerpo. En cuanto a las Clases de instrumento, normalmente los alumnos suelen especializarse en un instrumento concreto y profundizan más o menos según sus expectativas. De esta forma, para adultos encontramos clases de iniciación, avanzada y profesional (para aquellos músicos que quieran perfeccionar su manera de tocar su instrumento). Además de las clases de danza y de instrumento, para adultos encontramos materias relacionadas con la meditación y la relajación. Es el caso del Yoga y Pilates. Ambas disciplinas consiguen que el alumno entre en comunión íntima con su cuerpo y con su mente, consiguiendo así asentar unas bases de equilibrio y armonía muy necesarias en la vida cotidiana de cada persona.

Para cualquier edad contamos con Musicoterapia, materia en la que gracias a los estímulos musicales conseguimos producir cambios en la persona que la ayudan a relacionarse, interaccionar con el medio o incluso potenciar capacidades que no posea o aumentar las que ya posee.